La bebida mexicana contribuyó al 29.2% del valor total del mercado y superó por primera vez al de origen español, al ocupar además el 33.9% del volumen de ventas, durante el año pasado.

Vino mexicano, el más consumido en el país en 2016 | El Financiero

El vino mexicano desbancó al vino español por primera vez en 2016 desde que se tiene registro en 2011, al ocupar el 33.9 por ciento de las ventas volumen en el país, mientras que el español alcanzó el 18.8 del total registrado, reveló la empresa de medición y análisis de mercado Iscam.

También la bebida de vid nacional contribuyó al 29.2% del valor total del mercado, mientras que el de España lo hizo con el 22.7%, y la bebida chilena con 12.8% por ciento.

“Esto es algo histórico que nunca había pasado en el país, la bebida alcohólica mexicana aceleró su crecimiento debido a que los precios de un buen vino nacional ronda los 200 a 300 pesos, mientras que algunos españoles superan estas cifras. Esto también se puede apreciar en los números donde a pesar de haber un menor volumen del producto español, su valor del mercado sigue siendo alto”, comentó Horacio Núñez, socio director del Iscam.

Según datos del INEGI, el año pasado México produjo 18.9 millones de litros de vino, tanto tinto como blanco, mientras que en el 2015 se generaron 18.8 millones de litros, es decir, logró un incremento de sólo 0.2 por ciento.

Por su parte Rogelio Espinosa sommelier de Lan en México, mencionó que este auge de la bebida alcohólica mexicana se debe al apoyo dado por los sommeliers, los restaurantes y las bodegas nacionales que promueven lo hecho en México.

“En México existen vinos de todas las categorías y precios, siendo los de mejor nivel capaces de competir sin problemas con los mejores del mundo”, agregó Espinosa.

Núñez ve gran potencial en la industria del vino mexicano para seguir creciendo como lo ha hecho desde hace 10 años.
“Puede que el vino español reaccione en un corto periodo de tiempo y puede que cambie este porcentaje”, agregó el socio director de Iscam.